Qué es email marketing y por qué deberías usarlo

Cuando hablamos de email marketing nos referimos nada más ni nada menos que al simple hecho de hacer marketing a través del envío de correos electrónicos masivos a tu audiencia.

Contactar a tu público objetivo por esta vía, es una de la opciones  más directas que puedas obtener. Ellos o ellas pueden responderte directamente y puedes entablar una conexión que por otros medios es mucho más difícil.

Hoy en día mucho se habla de las redes sociales y su efectividad, pero déjanos decirte un secreto, para negocios que no tienen un gran alcance el email sigue siendo el rey en cuanto a marketing se trata. Y no lo decimos nosotros, lo dicen las estadísticas.

Habitualmente en una campaña de email marketing, tu mensaje será visto aproximadamente por entre un 30% y un 50% de los receptores, de los cuales, cerca de un 30% hará click en tus enlaces, si es que los hay, mientras que en twitter por ejemplo, las personas que hagan click, raramente superarán el 1,6% de tus seguidores.

Es decir, si envías un email a 1.000 suscriptores, unos 105 (aprox) debierar hacer click en tu enlace, mientra que si pones el enlace en twitter, si tienes 1000 seguidores, seguramente 16 de ellos clickearan tu link.

Las redes sociales son geniales si tienes una tremenda audiencia, de decenas de miles de seguidores, pero hasta que llegues ahí, hacer email marketing es tu mejor alternativa.

La forma correcta

Para los emprendedores o las empresas de mediano/pequeño tamaño que ofrecen servicios profesionales hay una forma correcta y una no tan correcta de utilizar este medio.

La forma correcta de hacer email marketing es entregando algo de valor a tu audiencia en cada envío, de modo que se genere una relación de confianza y los receptores esperen con ansias tu nuevo email. Por el contrario, si lo que envías una y otra vez sólo son mensajes de venta lo único que conseguirás es que tu mensaje sea ignorado, marcado como SPAM o que muchas personas se terminen desuscribiendo.

La bandeja de entrada del correo electrónico es un lugar prácticamente sagrado para la mayoría de los profesionales. Muchos nos pasamos literalmente todo el día con el email abierto, recibiendo y enviando mensajes importantes a nuestros colegas, clientes, familiares y amigos y, lo que menos queremos es que un anuncio comercial aparezca en este lugar interrumpiendo nuestra concentración.

Por eso la reacción natural frente a los mensajes que única y directamente buscan vender algo, es el borrarlos o marcarlos como SPAM.

Pero piensa por un momento ¿Qué pasaría si el mensaje que recibes, en lugar de venderte algo, lo que busca es ayudarte a solucionar un problema con el que lidias a diario? ¿Estarías dispuesto a dedicarle uno o dos minutos de tu tiempo a leerlo?

¡Por supuesto que sí!

Con esto no queremos decir que dejes de ofrecer tus servicios en tus mensajes, por el contrario, te invito a hacerlo, pero de una forma sutil. Encárgate primero de entregar algo de calidad y valioso. Luego, una vez que el mensaje ha sido recibido ya tienes el permiso del lector de poder entregar un pequeño mensaje comercial.

Un gran abrazo,

Natalia y Francisco

¿Trabajemos juntos?

Cuéntanos acerca de tu proyecto y diseñemos algo genial.

CONtÁCTANOS